¿Qué es el café de especialidad? Conoce su proceso y características

El café de especialidad es un café donde el proceso es prácticamente un arte. Se trata de un proceso de excelencia, que va desde la selección del área donde se cultivan los granos, la forma en que se extraen, su calidad, un tostado perfecto y una preparación impecable, hasta llegar al paladar del consumidor, que solo Café Señor K te lo puede otorgar.

Café de especialidad...

 

El café de especialidad es aquel grano en verde que no presenta defectos y que tiene sabor especial, muy distintivo en cada taza que se prepara, dandole una experiencia excelente a cada bebedor, tomando en cuenta que el tipo de grano, finca, origen, secado, tostado y cultura autóctona se conjugan para lograr la excelencia.


Cuando quieras adentrarte en un viaje de sabor prefiere un grano de especialidad, debes saber en que el origen, selección y plantación son especiales, cada una resalta una característica de sabor por ejemplo la variedad arábica sabemos que tiende a la acidez si fue cultivada sobre 1800 metros, tendrá un dulzor notorio y si tuvo un tostado bajo resaltará aún más estas características. Estos factores son importantes para su elaboración así como la conjugación de estos de un sin fin de sabores. Cada agricultor elige una variedad especial de café para cultivar, con una región específica seleccionada por elementos como la temperatura, sombra, humedad y altura que le llegará y con ello, se logrará una producción única, llena de sabor, aroma y sin defectos.


De ahí que cada recolector de las cerezas del café tengan sumo cuidado, cosechando solo los que cumplan sus reglas de calidad, haciendo la selección a mano, mirando el punto justo de maduración para cada especialidad, así desechando los defectuosos que podrían traer un sabor desagradable e imperfección en la preparación, un solo grano defectuoso dentro de miles incide directamente en el sabor.


El caficultor solo recolectará las cerezas rojas, que son las perfectas para tener un grano excelente, dejando de lado las negras, amarillas y verdes, que solo traen sabor agrio o amargo a nuestra futura bebida.


Cada cereza pasa después por una máquina especial que las despulpa, desechando toda la parte carnosa y dejando el grano puro, para después pasar por un proceso de deshidratación al sol con tal de evitar una fermentación excesiva y poder almacenarlos correctamente, la fermentación de un arte puedes jugar con sus sabores y hacemos las excéntricos aun, en algunos casos como Kenia, llegar a fermentarlo dos veces.

 

café de especialidad

 

Después del secado, ya pasamos al descascarado de cada grano, descartando nuevamente cualquier grano imperfecto, y dejando solo los que se encuentren ideales para la bebida.


Los granos de cafe especialidad se pueden clasificar sobre 100. Este proceso de calificación se llama “catación”, y de acuerdo con Specialty Coffee Association (SCA), el café de especialidad es café Arábica con una puntuación de taza de 80 o más puntos.


El café debe haber sido catado por un  “Q grader” certificado. Además de eso, demasiados defectos en una muestra de los granos de café verde, sin tostar se descalifica automáticamente del estado de especialidad.


Pasando al tramo final de cada café de especialidad, viene el tueste de los granos, que dependerá de la cultura, temperatura, origen y uso que se le dará a cada uno de ellos. Según esto, obtendremos la perfección.


Como último paso viene el empaquetado del café, donde llegará ya a nuestra alacena o cafetería favorita. El barista seleccionará nuevamente los granos que se encuentren ideales para el filtrado y preparación.


Cada grano de café que pruebas en un café de especialidad, tiene una historia y un proceso, con un sabor especial y las notas que solo un momento y proceso especial se le pueden dar. ¿Has probado algún café de especialidad? Comparte tu historia con nosotros.

 

Ir a la tienda

comentarios
0